ULab, cocreando el futuro que emerge

Economia HumanaBlogLeave a Comment

El pasado jueves, 14 de diciembre finalizamos el curso sobre la Teoría U de Otto Schamer impartido por el Instituto Tecnológico de Massachussets .

Economía Humana junto, con  SoL España, organizamos un grupo abierto de aprendizaje – HUB para el seguimiento próximo curso en Barcelona.

Han sido 5 sesiones intensas y enriquecedoras en las que han participado unas 60 personas, para seguir juntos el curso y compartir experiencias y aprendizajes.

Desde Economía Humana, queremos agradecer al ULab su generosidad a la hora de compartir sus conocimientos y la plataforma que pone a disposición de todos aquellos que sueñan con poner sus dones y talentos al servicio de sus corazones para construir un mundo en positivo. También queremos agradecer, muy especialmente, la iniciativa y entusiasmo de Eva Fernández quién nos propuso de organizar el HUB y sin cuya experiencia no hubiera sido posible. Gracias también a todos los participantes por su generosidad y entrega. Ha sido una experiencia realmente motivadora y enriquecedora.

A continuación, os compartimos algunas de las reflexiones que emergieron en el último encuentro.

Me llevo el grupo, la necesidad de apoyo. Como dice Otto: Para transformar la realidad y hacer algo grande sólo se necesitan 5 personas. ¡Siento esto y me llena!
Lo más valioso de todo para mi han sido los Coaching circles y su capacidad para tejer sincronicidades. Estoy sorprendido de cómo se puede crear comunidad online.
Me parece una valiosa aportación la sistematización metodológica del proceso orgánico de creación desde el ser, de Otto Scharmer y el MIT con . El método es claro y su aplicación sencilla. Cualquier iniciativa o proyecto se convierte en un proceso de transformación y autoconocimiento en primera persona. También valoro la importancia que se da a la co-creación en comunidad.
Me siento muy agradecido por la toma de contacto con la Teoría U, su capacidad de unir y hacer cosas juntos.
Me llevo el poder de la intención. Es lo mismo que me llevé en la edición anterior del ULab, pero he podido reforzar esa idea durante esta edición. La intención que está el principio de cualquier creación o proyecto se va a reproducir de manera fractal. Hay que cuidar y pulir la intención y entenderla con profundidad. Está bien recordarlo y tenerlo presente.
Este curso me ha permitido salir de mi pequeño proyecto y abrirme a la co-creación colectiva. Es gratificante y enriquecedor ver que en todo el mundo hay iniciativas que nacen del mismo impulso: dar lo mejor de nosotros para transformar el mundo.
Estamos infectados de pesimismo, de lo que está mal. Me alegra saber que hay una plataforma donde se recopilan y difunden iniciativas que están transformando el mundo en positivo. Hoy en día, hay demasiados ejemplos de lo que es imposible. Resulta esperanzador ver que detrás de esa cortina de humo, en realidad hay muchas personas que están diciendo que sí.
Participar en el ULab me ha ayudado a reenfocarme hacia el proceso, en vez de hacia los resultados. Ahora me doy cuenta de que es importante seguir adelante aunque haya momentos en que no estén claros los resultados para no dejarme llevar por el pesimismo y convertirme en una más esas las personas que están convencidas que no es posible.
A mí, me ha permitido airearme. El ULab ha impregnado mi proyecto y también mi manera de ver las cosas y de concebirme. Es muy potente el trabajo interior y la repercusión que tiene para fuera.
Me llevo el placer de conectar con algo que va más allá de mí. Tengo una sensación de expansión. La dimensión internacional del ULab me ha permitido ir más allá de mis propios límites, saber que no estoy sola y conectar con un movimiento global.
No se trata sólo de una teoría, realmente funciona. Si lo integras y aplicas, ¡Funciona!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *