Vertebración territorial en la España despoblada

alexBlogLeave a Comment

Economia Humana tuvo ocasión de colaborar con Nicasio Peláez cuando éste era alcalde de Terrinches. Es una persona muy comprometida con el desarrollo y dinamización local y preocupado por el despoblamiento rural, uno de los retos demográficos más importantes y complejos que tiene actualmente la sociedad española. La difícil situación que estamos viviendo en los últimos meses a nivel político y económico quizás podría facilitar una tendencia positiva en este sentido ya que parece que hay un número creciente de personas más dispuestas ahora a reconsiderar opciones de vida y abandonar las ciudades. Se irá viendo, en cualquier caso, y serán necesarias estrategias adecuadas y ayudas de todo tipo.

El gobierno de España debe elaborar la Estrategia Nacional para el Reto Demográfico, documento que debe identificar y delimitar los territorios despoblados y sobre todo diseñar un plan global y transversal que debe dar respuesta a las tres cuestiones acordadas en la Conferencia con los Presidentes de las Comunidades Autónomas celebrada en enero del 2017: despoblación, envejecimiento y efectos de la población flotante; hace unas semanas se ha firmado el pacto acerca de la despoblación en el medio rural entre Castilla-La Mancha, Castilla León y Aragón con la intención de obtener fondos europeos con la inclusión de las provincias de Cuenca, Soria y Teruel en el Mapa Español de Ayudas Regionales 2021-2027, además varias comunidades autónomas solicitaban en la Conferencia Sectorial para el Reto Demográfico un nuevo modelo de financiación autonómica para garantizar los servicios públicos esenciales tales como la educación, sanidad, servicios sociales, etc., en el medio rural incluyendo la fiscalidad en la futura Estrategia Nacional para el Reto Demográfico.

A mediados de julio conocíamos las ayudas concedidas por la UE con cargo al Plan de Recuperación Europeo “Next GENERATION” con un importe de 750.000 M€ y también la Comisión Europea ha cerrado el acuerdo Marco Financiero Plurianual 2021-2027 con un importe global para los diferentes compromisos de 1,074 millones de euros en un contexto donde se han tenido que adoptar medidas de emergencia para proteger la salud de los ciudadanos y evitar el colapso de la economía, ahora toca definir el Mapa de Ayudas Regionales y cuáles serían los criterios de reparto de los fondos europeos para los próximos seis años desde el principio de cohesión territorial y donde todos los países miembros deben contribuir a transformar la UE a través de sus principales políticas, el Pacto Verde Europeo, la revolución digital y los mecanismos de recuperación y resiliencia sin olvidar que se tiene que tener en cuenta a la despoblación en los criterios de reparto de los fondos estructurales.

En los primeros trabajos realizados por la Comisión Europea para programar y planificar las actuaciones para el período 2021-2027 la despoblación no aparecía en la agenda europea para las políticas de cohesión post 2020, si bien es cierto, que se ha convertido en estos últimos años en un tema de estado donde el gobierno de España debe aprobar la Estrategia Nacional Frente al Reto Demográfico tal y como acordó Rajoy con los presidentes de las Comunidades Autónomas en enero del 2017 donde varios presidentes autonómicos solicitaban actuaciones concretas para dar respuesta para paliar el problema del envejecimiento de la población, el despoblamiento territorial y los efectos de la población flotante en algunos territorios y cuyo trabajo inicial fue recogido en una Declaración Institucional celebrada en noviembre del año 2016 en Cuenca dentro del Foro de Regiones con Desafíos Demográficos.

España en la actualidad cuenta con 8.125 municipios de los cuales 4.955 tienen menos de 1000 habitantes que ocupan un 40% del territorio

El pasado 25 de junio el congreso de los diputados aprobaba una moción presentada por el Grupo Teruel Existe, una moción para poner en marcha un “Plan de Reactivación de las Zonas Despobladas” donde se vuelve a poner de manifiesto la preocupación del conjunto de la sociedad por la crisis funcional de varios territorios con una grave y permanente pérdida de población donde es necesario un pacto estatal basado en la vertebración y equilibrio territorial, la sostenibilidad y el reto demográfico en las nuts no administrativas españolas con densidades inferiores a 8 y 12,5 hab/km2 afectados por problemas de despoblación y envejecimiento.

No podemos obviar la realidad, España en la actualidad cuenta con 8125 municipios de los cuales 4955 tienen menos de 1000 habitantes que ocupan un 40% del territorio y  que tan sólo representan al 3% de la población; un total de 4200 entidades locales  tienen problemas de despoblación y de ellas 1840 están declarados como “espacios rurales en riesgo de despoblación” porque tienen menos de 140 habitantes, no debemos de olvidar que nuestro país cuenta con 1364 municipios por debajo de los 100 habitantes donde la mitad de los municipios españoles tienen menos de 500 habitantes y donde 44 provincias españolas tienen grandes problemas de despoblación y donde existe una clara “crisis del territorio” como consecuencia de un modelo de concentración de años anteriores donde el empleo y las inversiones se concentraron en las zonas urbanas y metropolitanas, ahora con el compromiso de todos los actores implicados en un verdadero pacto de estado que sea capaz de ordenar, cohesionar y vertebrar el conjunto del territorio no sólo para evitar la despoblación sino para potenciar una nueva realidad social y económica condicionada por una crisis sanitaria, social y económica sin precedentes como consecuencia del covid-19.

Los criterios establecidos para el reparto de fondos europeos para el próximo período de programación 2021-2027 quedan establecidos en el artículo 174 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea donde además de ser necesario el cálculo del PIB per cápita el Reglamento Europeo y del Consejo se establecen las disposiciones comunes de los Fondos Estructurales y donde la Comisión Europea reconoce las agrupaciones de entidades locales (LAU) con escasa densidad de población inferior a 12,5h/km2 para zonas escasamente pobladas, o una densidad inferior a los 8h/km2 para zonas muy escasamente pobladas, de seguir este modelo el país más beneficiado sería España porque dentro de las denominadas “áreas escasamente pobladas” incluiría al 54,84 del territorio, habría que recordar que el Parlamento Europeo reconoce desde febrero del 2018 en España un total de diez áreas desfavorecidas que se beneficiarían de las inversiones y tendrían un trato de discriminación positiva en política fiscal para cubrir las deficiencias de los servicios.

Este reconocimiento por parte del Parlamento Europeo comprometería al gobierno de España para que dentro de su Estrategia de Reto Demográfico se pudiera aplicar el artículo 174 del Tratado de Funcionamiento de la UE a las 10 áreas escasamente pobladas (SESPAS) donde se encuentran afectados un total de 4375 municipios más de 2,5 millones de habitantes en un espacio con 272.995 km2 y con una densidad media de población de 9,23 hab/km2 así estas zonas desfavorecidas se podrían beneficiar de ventajas fiscales que en la actualidad tan sólo disfrutan algunas zonas insulares ultra periféricas y algunos países nórdico.

En la actualidad, el Reglamento de Ejecución 2019/1130 de la Comisión Europea relativo a las condiciones para la aplicación armonizada de las tipologías territoriales

Image

Por Nicasio Peláez, experto en desarrollo rural.

Fue diputado y director general de Desarrollo Rural hasta 2017, cargo al que accedió tras 24 años como alcalde de Terrinches (Ciudad Real). Actualmente ejerce como mediador para llevar a los pueblos los instrumentos de desarrollo territorial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *